Vuelta al cole: 5 consejos para que vaya feliz y evitar llantos

La vuelta al cole es uno de los momentos más deseados por los padres que trabajan y  que tienen dificultades de conciliar la vida familiar con la laboral durante las vacaciones de verano.

Sin embargo, para los niños, sobre todo para los más pequeños que empiezan el cole por primera vez, ese momento de separación de sus padres es difícil de afrontar los primeros días. Además, si tu niño no ha pasado ya por una escuela infantil puede que le resulte más complicado adaptarse a esa nueva etapa escolar que comienza.

Lo ideal es que los niños empiecen el cole con ilusión y vayan contentos, porque así será más fácil no solo para ellos sino también para vosotros como padres. Ver cómo tu hijo se despide en la puerta con una sonrisa es mucho más placentero que dejarle llorando, ¿cierto?.

Te damos algunos consejos para que la “vuelta al cole” sea una experiencia agradable para todos en casa.

1.Enséñale el centro antes

Si puedes y el colegio está abierto unos días antes, es bueno que lleves al niño para que lo conozca y se vaya familiarizando con el centro. Puedes ir con él cuando vayas a hacer la matrícula unos meses antes pero también pasar por allí algún día y enseñarle su nuevo cole.

De esta forma, cuando vaya el primer día no será un sitio totalmente desconocido sino que ya le sonará y será más fácil que le apetezca quedarse allí.

2. Háblale del cole con optimismo

Demostrarles una actitud positiva cuando hablamos del cole es fundamental. Debes hablarle antes de finalizar las vacaciones de lo divertido que es, de lo que va a aprender allí, de las ventajas que tiene ser mayor y dejar la guarde, de los amigos que va a tener nuevos…

Si el niño ve a los padres contentos y motivados con el inicio de la etapa escolar, tendrá curiosidad por que llegue el día de incorporarse y de vivir en primera persona todo eso que le han contado y de lo que tanto le han estado hablando las últimas semanas.

3. Adaptación de horarios progresiva

El verano es una época para saltarse normas y horarios porque con las vacaciones, el calor, las idas y venidas, los días tan largos…no llevamos un ritmo regular de comidas ni de sueño.

Seguramente tu hijo se esté acostando y despertando más tarde, sus siestas se alargan y sus comidas no siguen un patrón establecido sino que se adaptan al día a día.

La vuela al cole supone una vuelta a esa rutina de horarios que debemos retomar de forma progresiva. No es conveniente que el día antes de empezar el cole se acueste a las tantas y luego vaya con sueño porque eso provocará llantos y malestar. Para evitar esto, lo mejor es que poco a poco, a final de verano, vayas adelantando un poco la hora de irse a la cama y también de despertarse y no hacerlo de un día para otro.

4. Prepara todo el material con ellos

Ir a comprar el babi con él, la mochila que va a llevar todo el curso, las pinturas, plastilina y el material que tengas que llevar es una forma de motivarle y hacerle participar del proceso para que esté contento y con ganas de empezar a usar todas esas cosas bonitas que habéis comprado juntos.

5. Acompáñale el primer día

Puede que tu jornada laboral te impida ir a llevarle y/o recogerle todos los días pero procura que al menos el primer día se sienta seguro. Si tienes que pedir media mañana o incluso el día completo para hacerlo, en la medida de lo posible hazlo porque eso le ayudará mucho.

Muchos padres llevan a sus hijos el primer día de cole y ver cómo sus compañeros se despiden de sus papis sin que los suyos estén presentes les puede irritar y provocar ese llanto que no queremos ver.

Además de estos cinco consejos para que empiece el cole feliz, intenta tomártelo con calma porque poco a poco tu niño estará adaptado y disfrutará día a día de jornada escolar. ¡Verás qué divertido cuando empiece a demostrar todo lo que ha aprendido!

vuelta al cole CTA

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.