Conoce cuál cambiador de bebé se ajusta a tus necesidades

Entre la diversidad de modelos, conoce cuál cambiador de bebés se ajusta a tus necesidades y a la situación que se enfrentará la familia.

El cambiador de bebé es un artículo que, aunque no se le da tanta importancia, es un producto que se usará con mucha frecuencia durante al menos los primeros 2 años de vida de nuestro peque, siendo de gran utilidad.

Se caracteriza por ser una superficie acolchada para comodidad del bebé e impermeable y fácilmente lavable para poder cambiar los pañales con los estándares de higiene necesarios para el cuidado del bebé.

A este artículo se le llama Cambiador ya que sirve principalmente para cambiar los pañales y la ropa del bebé. Pero en el día a día, se usa para:

  • Cambiar los pañales.
  • Cuidar la higiene de nuestro peque, realizando la limpieza nasal y ocular.
  • Cambiar de ropa al bebé.
  • Secarlo cómodamente después del baño.

La elección de un cambiador es fundamental para salir de situaciones comprometidas dentro o fuera del hogar.

Tipos de cambiadores más relevantes en base a los comentarios de nuestros clientes:

  • Colchón cambiador de bebé: Es una colchoneta generalmente rellena de una espuma firme y con una superficie plastificada, impermeable y transpirable. El colchón cambiador es muy cómodo, ya que se puede colocar en un mueble o utilizarse en cualquier superficie de la casa. Es ideal si no cuentas con mucho espacio en casa.
  • Cambiador de bebé hinchable: Diseñado para viajar, es una buena opción para cambiar los pañales fuera de casa.
  • Cambiador portátil: Es un tipo de cambiador de bebé que se pliega y queda completamente compacto, siendo muy útil para fuera de casa, ya que se puede guardar en el bolso y luego cambiar al bebé allí donde estés. Es importante aclarar que el cambiador portátil no sustituye al cambiador clásico. Simplemente es un complemento para utilizarlo fuera de casa.
  • Bolsa-cambiador:Este modelo se caracteriza por tener una superficie acolchada para hacer el cambio de pañal, muy al estilo del cambiador portátil; pero además tiene  diferentes compartimentos para guardar pañales, biberones, toallitas, etc.
  • Cambiador con patas: Es muy cómodo por poder adaptarse a la altura que prefieras y puedas colocarlo en el lugar que desees o necesites. En el caso que no tengas mucho espacio, existen cambiadores plegables que se pueden cerrar.
  • Bañera cambiador: Se trata de una bañera común que lleva incorporado un cambiador de bebés para ahorrar espacio, tratándose así de dos muebles en uno, sin necesidad de hacer doble gasto.
  • Cómoda cambiador: Es una de las opciones de cambiadores más populares en caso de que tengas espacio suficiente. Se trata de un mueble que no se puede desplazar y su vida útil se acaba al momento de que el bebé ha superado la etapa de los pañales. Sin embargo, en el mercado existe variedad de cambiadores convertibles, que se pueden transformar en cómoda, cama, escritorio o dependiendo de lo que necesites.

En cualquier de los casos, el cambio de las fundas del cambiador es fundamental para mantener la higiene y salud de nuestro peque. En el mercado podemos encontrarlas para todos los gustos, ya sea en diseño como en tipos de tejidos y tamaños. Generalmente están fabricadas con telas transpirables, naturales, ideales para el cuidado de la delicada piel del bebé.

¿Hasta cuándo se debe usar un cambiador de bebé?

El tiempo de vida de un cambiador, dependerá si hemos escogido un cambiador convertible o no. Aunque lo cierto, es que un cambiador de bebé tiende a durar los dos primeros años de su vida, o lo que es lo mismo, desde el nacimiento hasta los 15 Kg de peso del niño.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.